Weekend en Buenos Aires

Una guía súper práctica para recorrer esta fabulosa ciudad en dos días.

¿Ya contás con tu paquete de viaje para dejar todo el estrés fuera del Buque?
Llegá a tu hotel, ponete ropa cómoda y prepárate para recorrer esta gran ciudad. Como Buenos Aires es muy grande y ofrece actividades para todos los gustos, ideamos una guía “clave” con todos los datos que necesitás para armar tu propio recorrido. Dividimos los lugares típicos –y los no tanto- en dos días. Dentro de cada uno, hay diversas opciones ordenadas por zonas para disfrutar durante una escapada de fin de semana.
Tomá nota y a caminar… ¡sin perder tiempo!
Aun que también podés alquilar una bicicleta y disfrutar de la bici-senda que te lleva a casi todos lados. La ciudad apuesta mucho a las Ecobici, un nuevo medio de transporte público que es gratis, las 24 horas, todos los días del año. Solo necesitás registrarte online o en forma presencial en alguna de las comunas habilitadas:
Llenás un formulario y listo… ¡a pedalear!

DIA 1
Recoleta

Es el barrio más elegante de la ciudad y se distingue por la calidad de su arquitectura, el carácter aristocrático de sus residencias y palacios, y sus espléndidas plazas. La Basílica Nuestra Señora del Pilar, el Cementerio, el Centro Cultural, el Palais de Glace y el Museo de Bellas Artes constituyen un conjunto arquitectónico rico en historia y ofrecen visitas guiadas. Además, es un sitio lleno de opciones gourmet para detenerse por un desayuno típico de la ciudad.


La Recoleta también es un lugar muy especial para las compras. Tanto la Avenida Alvear como la calle Posadas, se destacan por reunir locales súper exclusivos con marcas de primer nivel. Y, si buscás diseño, innovación y decoración, lo ideal es que recorras “distrito Arenales”.

Ya que estás por la zona, no dejes de visitar el majestuoso el Teatro Colón, considerado como uno de los teatros líricos más importantes del mundo.

Un alto en Palermo. Palermo Soho se destaca por sus edificios bajos y casas refaccionadas donde se fueron estableciendo diseñadores de ropa, galerías de arte, locales de decoración y diseño, restaurantes y bares.

Es “la zona” donde uno puede encontrar diseño de autor. Entre las grandes marcas nacionales conviven locales con propuestas súper originales, una papelería de lo más singular, un viejo taller con los objetos de decoración más tentadores del mercado, local de gafas con mil modelos de anteojos vanguardistas, jabones artesanales, espacios delicados con muebles de alto vuelo y pequeños locales con objetos para regalar.

Y, en cuanto a moda, hay locales por doquier. Entre los mega y típicos conocidos uno puede encontrar también espacios con propuestas un tanto más vanguardistas.

Acá hay que caminar y dejarse deslumbrar porque es una zona muy alegre… sus calles tienen música y mucho color. Además, es uno de los principales polos gastronómicos de Buenos Aires. Hay parrillas, cocina italiana, francesa, mexicana, japonesa, árabe, judía, brasilera, peruana, tailandesa y vietnamita. Y, como la tendencia lo indica: un circuito alucinante con cervecerías que ofrecen degustación de productos artesanales, locales happy hour, hamburgueserías y heladerías ultra innovadoras.

Tarde verde. Si te gusta mucho la naturaleza una linda opción es el Jardín Botánico Carlos Thays. Allí se ofrecen talleres, visitas guiadas y recorrido para apreciar la diversidad de especies. El Jardín Japonés es otra alternativa. Se trata del jardín de estilo japonés más grande fuera del país nipón y cuenta con un Chashitsu (Casa de té), una sala de arte y un restaurante. Aunque también, lo ideal es dar una vuelta por los Bosques de Palermo que tiene: dos lagos artificiales, más de 12.000 árboles y, alberga a El Rosedal, un jardín con
más de 12.000 rosales.

De Noche… la ciudad late y su cartelera es inmensa. Una linda opción es tener una cita en la calle Corrientes y disfrutar de algún espectáculo. En la página de Buquebus hay paquetes donde podés adquirir tus entradas a los funciones que ofrece la noche porteña. Es simple… solo tenés que entrar en shows en Buenos Aires y dar clic al que más te guste.

Otra opción para la noche es volver a Palermo. Es “él” lugar para un tour de bares y… ¿por qué no? terminar bailando hasta la madrugada. Y, acá queremos detenernos en la nueva movida de los speackeasy. Son bares que se esconden dentro de otro local nada que ver, como Uptown, que es una entrada a un subte ¡falso! También, dentro de la zona, está Victoria Brown -se encuentra detrás de un café-, 878 -atrás de un restaurante típico de Villa Crespo-, Harrison que es el después de un restó donde su especialidad es el sushi y La Calle Bar que está oculto en el fondo de una pizzería. Están de moda… es un hecho. Solo es cuestión de dar con la clave del lugar.

 

DIA 2
San Telmo

En su corazón se encuentra la Plaza Dorrego, la más antigua de Buenos Aires después de la histórica Plaza de Mayo. Los domingos, este espacio es escenario de la feria de antigüedades al aire libre más importante de la ciudad.

El Mercado… en las calles Defensa y Carlos Calvo, es un viaje en el tiempo que rememora la ciudad que supo ser Buenos Aires. Se pueden realizar las compras del día, buscar algún condimento exótico difícil de encontrar o pasear entre los puestos de antigüedades, artesanías, discos o juguetes viejos.

Dentro del recorrido, también recomendamos visitar la Iglesia Nuestra Señora de Belén -Parroquia de San Pedro Telmo- y los monumentos: El Canto al Trabajo del artista argentino Roberto Yrurtia, inaugurado en 1907. Pedro de Mendoza, del artista uruguayo, luego nacionalizado argentino, Juan Carlos Oliva Navarro. Y, Cordialidad Internacional, que fue un obsequio del gobierno uruguayo a la Ciudad como símbolo del cuarto centenario de la primera fundación de la ciudad.

Almuerzo… sin dudas en Avenida Caseros. Una de las Avenidas más hermosas de la ciudad donde sus famosísimos edificios nuclean excelentes restaurantes.

La Boca. ¡Caminito! Con sus conventillos típicos de chapa y sus paredes pintadas de distintos colores. En cuanto a su arquitectura y recuperación de edificios históricos… en estos últimos años, varias fábricas se remodelaron. Ejemplos claros son Talleres Canale -actualmente conocido como Palacio Lezama– y La Usina del Arte transformada para su uso artístico.

¿Qué más ver en La Boca? Fundación Proa, el Teatro de la Ribera, el Cuartel de Bomberos Voluntarios, la Parroquia San Juan Evangelista, la Torre Fantasma, el Museo de Bellas Artes de Quinquela Martín y, La Bombonera, un club que despierta pasiones en su gran estadio de fútbol.

Atardecer en Puerto Madero… uno de los barrios más jóvenes de la ciudad y otro gran polo gastronómico.

Además de recorrer sus imponentes calles –son bien anchas y modernas- y cruzar el Puente de la Mujer, esta zona tiene varios atractivos culturales para visitar:

  • Buque Museo Fragata Sarmiento
  • Buque Museo Corbeta Uruguay
  • Museo de Calcos “Ernesto de La Cárcova”
  • Museo de la Inmigración MUNTREF en Museo Nacional de la Inmigración – Ex Hotel de Inmigrantes
  • Museo del Humor
  • Colección de arte Amalia Lacroze de Fortabat
  • Faena Arts Center
  • Pabellón de las Bellas Artes de la Universidad Católica
  • Fuente de las Nereidas
  • Reserva Ecológica
  • Yacht Club Argentino
  • Monumento al Tango
  • Paseo de la Gloria en Costanera Sur
  • Parque Micaela Bastidas

Fin de un recorrido por las principales atracciones que ofrece esta gran ciudad. Sólo queda volver a la terminal de Buquebus y entregarse a las butacas de un buque cómodo y rápido. Una vuelta a casa llena de anécdotas.